Share This

A punta de reprimir casi todas las marchas juveniles a garrote, de estigmatizar prácticamente todas sus protestas e incluso sus manifestaciones silenciosas de inconformismo, a punta de criticar con sorna las excentricidades propias de la edad o de ridiculizar las nuevas formas y colores que nos traen los jóvenes en cada generación al mundo, nos hemos venido quedando con una juventud despersonalizada como grupo social,  perdida en su obligación histórica de crear las tendencias sociales que marquen el rumbo de los próximos años en el planeta.

transparencia-rendicionHemos venido apoyando las capacidades de gobiernos, la sociedad civil y el sector privado en el diseño e implementación de herramientas para mejorar la transparencia y la rendicion de cuentas.

genero-juventudEn América Latina y El Caribe existe una evidente relación desigual entre la representación política a nivel nacional y la composición etaria de la sociedad. Este fenómeno, aunque no es exclusivo de la región, sí se manifiesta de manera más sensible en esta parte del mundo; mientras el 26% de la población en América Latina y el Caribe tiene entre 15 y 29 años (con tendencias a crecer más o menos aceleradamente en los próximos años, según el informe del UNFPA "El estado de la población 2014") la representación de las juventudes es marginal al igual que la de las mujeres.

Mujeres parlam llatinoamCuando las mujeres entran en las instituciones de manera masiva, se producen cambios sustanciales tanto en las formas de trabajar como en lo que producen las instituciones.  La diversidad y la inclusión generan cambios más allá de la mera fotografía que muestra cuántos hombres y mujeres hay en los poderes legislativos. Al menos eso nos decía la literatura y algunas experiencias prácticas en los países de la región.