Share This

Incidir en las políticas públicas, el reto de los jóvenes

Lograr una mayor concientización de los jóvenes y de la sociedad sobre el rol que estos juegan como actores políticos; la importancia de mantenerse informados sobre el acontecer mundial y nacional; la legitimación de los procesos organizativos de los jóvenes a través de acciones como la movilización social y de opinión, así como el uso de  estrategias que convoquen a los jóvenes  para lograr incidir en los decisores de las políticas públicas y en la sociedad, fueron algunas de las conclusiones  a que se llegó en el hangout sobre ”juventud e incidencia política”, el pasado 4 de noviembre  a través de Juventud con voz.

En el encuentro on line participaron Moisés Paredes, ex -dirigente estudiantil de Chile, Jessica Vega, de la Comunidad de San Miguel Ahuehuetitlan, municipio  de Silacayopan en Oxaca México, Fredy Leonardo Velásquez Montoya,  del  programa Antioquia Joven en Colombia y  José Dionisio Lizarazo, secretario de la Comisión de Juventud de la Cámara de Representantes de Colombia.  El hangout  fue moderado por  Linda Criollo de la organización Los Incorruptibles.

En primer lugar, los jóvenes compartieron sus experiencias y logros en materia de incidencia política, como en el caso de la comunidad indígena de Guajaca en México,  en la que, según explicó  Jessica, los jóvenes lograron  alzar sus voces a nivel de local, nacional e internacional en torno a temas como la violencia contra las mujeres y niñas. Destacó igualmente cómo, a través de la promoción de liderazgos y de conversatorios con otros actores, han logrado cada vez más un mayor empoderamiento de los jóvenes indígenas. “La incidencia  política  es clave para que se tomen en cuenta los jóvenes como parte importante de la sociedad”, anotó.

Por su parte, Fredy Leonardo explicó cómo, a través de la políticas públicas en el departamento de Antioquia -ubicado en la zona centro de Colombia-,  reflejadas en la actualización de la política departamental de juventud,  el concurso “jóvenes talento”, las becas de educación superior y la facilitación de espacios como la presentación de propuestas de jóvenes a candidatos en procesos de elección, entre otros, han mostrado evidencias claras en cuanto a la forma en que los jóvenes  inciden y deciden en sus territorios.

En tanto, Dionisio Lizarazo,  destacó el proceso que se ha adelantado igualmente en Colombia, en torno a construir una agenda de ciudadanía juvenil, a la cual, resaltó, se sumaron procesos regionales y nacionales que dieron como resultado la creación de un Estatuto de Ciudadanía Juvenil, orientado a materializar la condición de los jóvenes como sujetos de derecho, impulsando a su vez procesos importantes como los proyectos de ley que actualmente cursan en el congreso nacional tendientes a ampliar la participación y representación  juvenil.

Para Moisés Paredes, exdirigente estudiantil de Chile, la experiencia del movimiento estudiantil Chileno demuestra  cómo la movilización juvenil constituye un factor determinante para alcanzar real capacidad de incidencia.  “En Chile, esto ha permitido que el tema de la educación sea hoy día  el primer punto de la agenda del gobierno y ese es un logro de incidencia de los jóvenes; además, el movimiento estudiantil se convirtió por esa vía en un actor político consultado por los medios, que además logró  dar el salto a la política. Hoy existe en el Congreso de Chile la llamada “bancada estudiantil”, que son jóvenes que provienen del movimiento, explicó.


Conclusiones

A continuación presentamos algunas conclusiones del hangout:

  • La importancia de estar informado  y pasar la  voz (socializar la información).
  • La de informarse sobre las formas de participación.
  • La incidencia debe ser con enfoque de derechos humanos y tener en cuenta el desarrollo de capacidades de los jóvenes.
  • Los medios de comunicación y las redes sociales  son herramientas claves para la incidencia juvenil.
  • La movilización  social es necesaria para legitimar demandas, propuestas y reivindicaciones de los jóvenes.
  • La legitimidad de los procesos es fundamental para  darle apropiación  a las propuestas de los jóvenes y para que las organizaciones y procesos sean vistos como actores políticos.
  • Es necesario generar más concientización sobre la importancia del papel de los jóvenes como protagonistas de la sociedad  y esto debe darse  entre  los jóvenes, las organizaciones de jóvenes  y la sociedad.
  • Legitimar maneras o prácticas de los jóvenes para participar e incidir en la vida pública de los territorios o ejercer su ciudadanía.
  • Hay que generar desde los gobiernos  que se generen entornos, para que los jóvenes puedan participar desde el lugar donde habitan.
  • Los jóvenes deben incidir en las políticas públicas, pero el estado también debe  crear   mecanismos que garanticen la participación  juvenil.
  • Los jóvenes tienen sus propias formas organizativas distintas a las tradicionales  y estas formas organizativas deben llevar a generar cambios y a incidir .
  • Para incidir efectivamente, los jóvenes deben irrumpir en el ámbito de la política y dar el salto hacia allá; eso no es malo, tomar el ejemplo chileno.
  • Para incidir es importante  hacer alianzas  y se estratégicos. Sumar a otros
  • y ganar legitimidad.
  • La movilización y la acción colectiva ayudan a legitimar las apuestas de los jóvenes. Las organizaciones de jóvenes deben convertirse en actores importantes y tener legitimidad para llevar su agenda a la ciudadanía.