Share This

Por PNUD Colombia
 
Julián Rodríguez

Julián Rodríguez empezó desde muy joven a trabajar por Colombia, hoy a sus 20 años es uno de los voceros de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el plan diseñado por las naciones, las organizaciones de la sociedad civil y las comunidades del mundo para transformar el planeta en un mejor lugar para vivir.

Su liderazgo lo convirtió en embajador de la iniciativa de Naciones Unidas "El mundo que queremos" y la encuesta global "My World 2015". Además, ha participado en eventos internacionales de juventud como la Cumbre de las Américas-  Panamá 2015, el 7th Global Forum of the United Nations Alliance of Civilizations - Bakú 2016 y el Foro Euro-Ibero-Americano de Juventud - Braga 2016.

Desde su trabajo como parte de la Iniciativa "Jóvenes por los ODS", Julián ha compartido su conocimiento y entusiasmo con jóvenes de toda Bogotá, ha visitado escuelas, colegios y centros culturales llevando el mensaje de la paz y el desarrollo sostenible. Julián estará presente en la Cumbre Mundial de Nobeles de Paz como conferencista del conversatorio "Liderazgo juvenil: factor clave para el alcance de los ODS".

¿Por qué te interesa trabajar en los temas de los ODS?
Mi interés radica en entender la Agenda 2030 y sus objetivos como una gran apuesta por la inclusión y participación ciudadana - en especial juvenil -. Allí se tratan una diversidad de temas que se interrelacionan y son de carácter integral y multidimensional, y deben ser tenidas en cuenta a la hora de hablar de desarrollo. Estos temas me apasionan.

¿Cómo ves a los jóvenes colombianos en este momento?
Sin duda alguna, veo un auge en cuanto a empoderamiento juvenil en Colombia. Percibo que las nuevas generaciones jóvenes son cada vez más conscientes del rol decisivo que tienen en la transformación de sus comunidades; jóvenes cada vez más creativos, líderes, emprendedores e incluso interesados en participar en actividades de carácter político.
Un claro ejemplo de ello es que luego de los resultados del plebiscito, el país fue testigo de la fuerza de la juventud para lograr objetivos comunes y demostrar sus capacidades a través de las masivas movilizaciones sociales y la construcción de propuestas para el nuevo Acuerdo de Paz. No obstante, es necesario trabajar con más esfuerzo en los territorios locales con menos presencia institucional, y garantizar el acceso de jóvenes a sus derechos y a nuevas oportunidades.

¿Qué mensaje les das a los jóvenes rurales?
Para nadie es un secreto que Colombia se ha caracterizado por sus altos niveles de desigualdad; condición que se considera causa de múltiples conflictos. Una de las principales víctimas de la inequidad y las considerables brechas entre los territorios urbanos y rurales en el país son los jóvenes, quienes además de lidiar posiblemente con trampas de pobreza no pueden acceder a oportunidades educativas o laborales.
Por esta razón, invito a los jóvenes rurales a empoderarse en sus comunidades y conocer adecuadamente los mecanismos de participación con los que contamos para incidir en los espacios de toma de decisión de nuestros territorios, a emprender y a construir desde la colectividad para obtener mejores resultados; ustedes serán el vivo ejemplo de que la construcción de paz empieza desde lo local.

flagyl