Share This

Entrevista a Ricardo Carranza – CIPJES El Salvador
Por: Vladimir Dominguez


hintoria-ricardo-carranza

Ricardo Carranza es un joven salvadoreño de 27 años que desde 2009 es miembro activo de la Coordinadora Intersectorial Pro-Juventudes de El Salvador (CIPJES), una red nacional de incidencia política en derechos de las juventudes.

Actualmente Ricardo se encuentra participando a través de CIPJES y otros sectores de juventud en el proceso de definición de propuestas y prioridades de la Agenda de Desarrollo Post 2015 que lleva a cabo el Sistema de las Naciones Unidas en El Salvador en el marco de esta iniciativa global.

Además de participar activamente en organizaciones juveniles, Ricardo también ha participado en la política nacional, específicamente como candidato a diputado de la Asamblea Legislativa de El Salvador en las últimas elecciones en ese país en marzo de 2011. Aunque Ricardo no alcanzó los votos suficientes para ser electo diputado, su candidatura marcó un precedente importante para la participación política de los jóvenes y de la comunidad LGBTI en El Salvador, siendo el primer candidato que abiertamente se postulaba representando estas comunidades.

En esta entrevista Ricardo nos cuenta sobre su trabajo en la agenda de juventud y su experiencia reciente en la agenda política, los desafíos a los que se enfrentó y los logros alcanzados.

VD: ¿Cómo es el trabajo de CIPJES, trabaja con otras organizaciones juveniles o sectores nacionales como Gobierno, sociedad civil, sector privado?

RC: Trabaja con redes juveniles de diferentes de lugares de  El Salvador y se coordina el trabajo de incidencia con las mismas redes y otros espacios de incidencia de juventudes, esto ha permitido una mayor incidencia y la incorporación de la red con otras redes y colectivos de diferentes zonas de país y el espacio para que más jóvenes participen en procesos de incidencia.

VD: ¿Hay trabajo de CIPJES en temas de diversidad sexual?

RC: Si, en nuestro plan de trabajo anual está una escuela de formación en procesos de sensibilización en cuanto a temas de la diversidad sexual y en la integración de colectivos de juventudes de la diversidad sexual en los procesos de incidencia.

VD: En las últimas elecciones municipales y legislativas participaste como candidato a diputado en la Asamblea Legislativa de El Salvador, primero independiente y luego a través de un partido político; ¿nos puedes contar  qué te motivó a ingresar a la política, cómo fue el proceso para inscribirte como candidato y si tuviste obstáculos para tu participación?

RC: La verdad es que es una aspiración meta que tengo desde que tenía 12 años de edad, el pertenecer a los grupos  tomadores de decisión y posicionar en la agenda política los procesos de las juventudes, por esa razón y porque  me apasionan estos procesos es que estoy involucrado desde los 13 años.

Para ingresar en política en El Salvador los espacios son aún mínimos, solo se entra al crecer con un partido y ser militante de ellos, lo que considero es un gran obstáculo y barrera para la participación juvenil en procesos políticos. Cuando se abrió el espacio por decreto legislativo en 2010 para que la sociedad civil pudiera postularse de forma independiente a los procesos de elecciones,  se me planteó si alguien de la red CIPJES estaría interesado en apoyar  a un o una joven que se lanzara en este proceso, entonces tomé la decisión de postularme y lo manifesté  en la Directiva (de CIPJES) para contar con su apoyo, el que obtuve. Eran 23 requisitos que la ley establecía para postularse como independiente, uno de ellos y el de mayor reto fue el de recopilar 15,000 firmas por el departamento de San Salvador en el cual me postulaba.

Iniciamos la recolección de firmas con la ayuda de algunos amigos, en la calle y universidades,  pero tuve un gran rechazo por ser joven y no tener aún título universitario, ni respaldo político por no estar vinculado con algún partido político. Fue claramente un resultado del estigma y discriminación que existe hacia las juventudes.

VD: Perdón que interrumpa, ¿el poseer un título universitario era parte de los requisitos de ley para postularse como candidato en cualquier modalidad?

RC: No, no se encuentra en los requisitos que se deba poseer un título, de hecho no todos los demás candidatos tenían.

VD: Una pregunta más antes de que continúes, ¿durante la recolección de firmas o durante la campaña, te sentiste discriminado por ser gay?

RC: Si, definitivamente hubo discriminación y rechazo hacia mí por ser gay, incluso por parte de otras organizaciones LGBTI por el hecho de ser joven.

Continuación.

Bueno, luego el TSE sólo dio un lapso de 60 días para recoger todas las firmas y entrar en el proceso, no lo logré y sólo colecté 5,000, fue el único requisito que no cumplí,  los otros  22 (requisitos) eran solo documentos que tenía listos. Después me enteré que en algunos nuevos partidos inscritos estaban dando el espacio a los independientes no partidarios de postularse con partido y  el único que me atendió y me brindó el apoyo sin ninguna restricción fue el Partido Nacional Liberal. Al postularme con un partido ya inscrito, sólo eran necesarios 6 requisitos de acuerdo a la Constitución de  la Republica de El Salvador y los tenía. Lo único que si pedí que se me respetara fue mi autonomía y plataforma legislativa que era algo que venía trabando desde hace mucho tiempo; finalmente me inscribí con ese partido,  y aparecí en la papeleta logrando un total de 384 votos en los comicios de 2012.

VD: Háblanos sobre la plataforma con la que te presentaste.

RC: La plataforma que diseñé fue con a base instrumentos jurídicos que ya existen en El Salvador, como el caso de la Política de Juventud y la Ley General de Juventud. El objetivo de la plataforma era básicamente contribuir al desarrollo de las juventudes en sus comunidades, a través del implemento de instrumentos jurídicos como sujetos de derechos en un medio ambiente sustentable. De acuerdo a este objetivos se definieron 4 líneas estratégicas:  
    
•    Incidencia Política
•    Políticas Públicas
•    Derechos de las Juventud
•    Medio Ambiente

En incidencia política lo que pretendía era promover espacios de incidencia política a nivel local y nacional para la participación juvenil en la elaboración de las  políticas públicas. Como acciones a realizar para que esto fuera posible, era  el potenciar la participación de las juventudes en los gobiernos locales, establecer  los mecanismos de seguimiento para la política nacional de juventud y fortalecer la formación de las juventudes como líderes y lideresas políticos, con el apoyo de aliados estratégicos que ya desarrollan procesos de formación con juventudes diversas,  organizadas y no organizadas.

historia-ricardo-carranza2En cuanto a las políticas públicas de juventud como objetivo, se pretendía impulsar la creación de políticas públicas locales para el desarrollo comunitario de las juventudes. En este apartado se tomarían acciones como promover la ejecución de políticas locales con enfoque derecho a favor de la niñez juventud y mujeres, también el promover un marco político legal inclusivo de desarrollo local  y la ejecución de políticas públicas a favor de la comunidad de la  diversidad sexual en los gobiernos locales, ya que continuamos siendo un sector que en la agenda pública no somos tomados en cuenta  y en la que se nos niegan los derechos constitucionales fundamentales, como el derecho a ser profesionales  con su propia identidad  de género en el caso de las chicas trans .

En cuanto a la línea estratégica de los derechos de las juventudes, se pretendía suscitar instrumentos jurídicos enfocados a la inclusión de las diversidades juveniles  como sujetos derechos. Para lo que se realizarían campañas de divulgación siempre con el apoyo de la sociedad civil organizada  para la ratificación de tratados internacionales como la Convención Internacional de Derechos de la Juventud, que en el Salvador no se ha ratificado así como también  el promover la aprobación legal de la empleabilidad  juvenil. Buscábamos además impulsar  la aplicación de instrumentos jurídicos contra discriminación de género e identidad sexual y por supuesto de derecho humanos  a favor de la comunidad de diversidad sexual.

Por último,  era el fomentar el cuidado del medio ambiente para un desarrollo sustentable.  Acciones que se plasmaron en esta línea estratégica se realizaron con el  apoyo a la creación de políticas desarrollo sustentable, el fomento al voluntariado juvenil a favor del medio ambiente y el impulso de la implementación de políticas del cuidado del medio ambiente que existen pero no en lo local; los gobiernos locales no implementan en su gobiernos locales políticas de este tipo en sus planes de gestión, por eso es el interés que se implementen con  la participación de las redes juveniles.

VD: En la campaña electoral ¿cómo fue el proceso? ¿Recibiste apoyo de algunos sectores en particular, las organizaciones sociales? Del mismo modo, ¿recibiste algunas manifestaciones de rechazo a tu participación y plataforma?

RC: Cuando estaba buscando la candidatura independiente tuve más poyo para las firmas y todo, pero al estar con un partido ya ningún sector me quiso apoyar por ser partidario; además noté un total rechazo como joven y por ser de un partido de centro izquierda.  En la red igual ya ni para darle un like a mi fan page (en Facebook) me querían apoyar, con mi familia no recibí ni apoyo en voto ni ánimos de seguir adelante,  todo fue frío y sin hablar de tema en casa.

VD: Entonces pareciera que se formó una especie de circulo vicioso, por un lado, al ser independiente, tenías apoyo de las bases pero no era suficiente como para cumplir los requisitos y lanzarte por ser muy joven; y, finalmente, cuando encuentras la forma de hacerlo a través de un partido político, te rechazan por ser partidario, Entonces, ¿cuál es la salida o la opción para que participen los jóvenes?

RC: Considero que los partidos políticos deberían abrir los  espacios de participación política de jóvenes de la sociedad civil sean organizados o no, porque los espacios de participación política de las juventudes son limitados, de forma que los jóvenes tengan la iniciativa de postulación para  participar en  estos procesos y así exigir que abran los espacios de participación de las juventudes  en política.

VD: ¿Consideras que El Salvador y en general América Latina ofrecen ahora mismo la oportunidad para que más jóvenes se sumen a la política participando incluso en procesos electorales? ¿Qué avances observas? ¿Qué desafíos quedan?

RC: En El Salvador es muy poco el espacio para que las juventudes desde la organización social puedan sumarse a la política de forma independiente. Ahora mismo, sólo está el espacio a juventudes que han crecido dentro de los partidos políticos como un sector más. Son muy pocos los espacios a jóvenes en los gobiernos locales o en las diputaciones como propietarios.  En otros países de la región, sí se observan avances como el caso de Chile, México, entre otros, donde las juventudes han logrado tener una participación real como tomadores de decisiones.

El desafío es romper esos esquemas actuales de participación y fomentar espacios de toma de decisiones para incidir tanto desde afuera como desde dentro sobre los derechos de las diversidades juveniles.  

VD: Más específicamente los temas LGBTI, cómo ves en general la participación política de los jóvenes y la inclusión de esta agenda en la política? Contribuiría de algún modo la participación de más jóvenes representantes de grupos LGBTI a generar nuevas políticas públicas o leyes contra la discriminación?

RC: La participación en la inclusión (de la agenda LGBTI) de hecho está iniciada, porque muchos de los que formamos parte de las plataformas nacionales actuales somos también miembros de la comunidad LGBTI. Los derechos por los que luchamos todas y todos son por igual para las juventudes diversas, lo que sí falta por evidenciar más ampliamente es la garantía y respeto a los DDHH de la comunidad LGBTI a través de marcos legales, actualmente no existe ni un marco jurídico específico a favor de la diversidad o en contra de la discriminación en El Salvador  y eso era una de mis líneas estratégicas de plataforma, pero lo ideal sería que todas las organizaciones se unieran, así como están en la mesa de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos  para continuar trabajando en incidir sobre los derechos de todos y todas.

VD: Para finalizar, cuéntanos, si continuarás en la política, ¿habrán otros intentos de candidatura en el futuro? ¿De qué otra forma crees que los jóvenes pueden participar más activamente en la política?

RC: Si, pretendo seguir en el futuro, no sin antes prepararme aún más en marcos jurídicos y administración pública y seguir como joven organizado apelando por los derechos de todas y todos, proponiendo a otras plataformas la unificación de agendas por un solo fin: realizar acuerdos políticos con los tomadores de decisiones y  postulantes a alcaldes y diputados y presidentes para la inclusión de las diversidad juvenil en su agenda política. Las y los jóvenes debemos seguir trabajando hacia ese fin y no hay nada que impida que los sueños de las juventudes se hagan posibles.