Share This

Cada año se paga un billón de dólares en sobornos y se calcula que se roban 2,6 billones de dólares anuales mediante la corrupción, suma que equivale a más del 5% del producto interior bruto mundial.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, se calcula que en los países en desarrollo se pierde, debido a la corrupción, una cantidad de dinero diez veces mayor que la dedicada a la asistencia oficial para el desarrollo.

La corrupción es un delito grave que frena el desarrollo económico y social en todas las sociedades. Ningún país, región o comunidad es inmune.

Este año el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC) han aunado fuerzas en la campaña internacional contra la corrupción, centrándose en cómo la corrupción tiene un impacto en la educación, la sanidad, la justicia, la democracia, la prosperidad y el desarrollo.

La campaña internacional conjunta de 2016 se centra sobre como la corrupción es uno de los mayores impedimentos para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible (ODS).

¿Qué puedes hacer?
La gente a menudo piensa que está a merced de la corrupción y que es solo un «modo de vida». Sin embargo, cada sociedad, cada sector y cada ciudadano se beneficiarian de unirse contra la corrupción en la vida cotidiana.

Estos son algunos ejemplos de cómo puedes luchar contra la corrupción. Siga este enlace para conseguir un completo "Llamado a la Acción Matrix".

  • Ratificar y promulgar la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción. Los países que reprimen con éxito la corrupción son mucho más legítimos ante sus ciudadanos y generan estabilidad y confianza.
  • Saber lo que la Convención exige del gobierno y sus funcionarios. La eliminación radical de la corrupción permite el desarrollo social y económico.
  • Educar al público acerca de la responsabilidad del gobierno de erradicar la corrupción. Una justicia igualitaria e imparcial para todos es decisiva para la estabilidad y el crecimiento de un país. También ayuda a combatir eficazmente la delincuencia.
  • Sensibilizar al público, los medios de información y los gobiernos en cuanto a los gastos que ocasiona la corrupción en servicios clave como la educación y la salud. Toda la sociedad se beneficia cuando los servicios básicos funcionan bien.
  • Educar a los jóvenes en su país sobre lo que supone un comportamiento ético, lo que significa la corrupción y cómo combatirla, y alentarlos a que exijan el respeto de su derecho a la educación. Enseñar a las futuras generaciones de ciudadanos a esperar vivir en un país sin corrupción es una de las mejores herramientas para asegurar un futuro mejor.
  • Denunciar los casos de corrupción. Creación de un entorno en el que impere el estado de derecho.
  • Rehusar toda participación en actividades que no sean lícitas y transparentes. Aumento de las inversiones nacionales y extranjeras. El deseo de invertir en un país aumenta en general cuando se observa que los fondos no terminan en los bolsillos de funcionarios corruptos.
    Fomentar la estabilidad económica asumiendo una actitud de "cero tolerancia" respecto de la corrupción. Una comunidad comercial transparente y abierta es la piedra angular de toda democracia sólida.

    (*) Información tomada de http://www.anticorruptionday.org