Share This

Por Gloria Alcocer (*)

Según datos del Instituto Electoral del Estado Zacatecas la última elección extraordinaria contó con el 30% de participación ciudadana en las urnas[1]. Una jornada marcada por el frío clima e igualmente frío ánimo de las y los zacatecanos para emitir su voto una vez más.

Los resultados en cuanto a participación ciudadana nos dan una señal de alarma muy clara para quien esté dispuesta a escuchar y es que las personas no están participando en procesos deliberativos, o lo están haciendo en escasas cantidades ¿desencanto político? ¿Credibilidad a la baja en un sistema de partidos e instituciones electorales? ¿Comunicación poco efectiva entre electorado y propuestas concretas? ¿Todas las anteriores? 

A lo largo y ancho del país, del continente y del mundo vemos como las personas deciden cada vez menos y se desentienden más de aquellas y aquellos que les gobiernan, o bien se buscan “nuevas” opciones frente a aquellas que, simplemente, prometieron mucho y cumplieron poco. El punto es que la crisis sigue ahí, más viva que nunca y las respuestas institucionales son poco eficientes.

Me queda claro que esfuerzos hay y que se busca por diversos medios promover la participación ciudadana. Nada menos que una nueva estrategia de cultura cívica hecha por expertas y construida desde las experiencias vividas pero con un detalle en su construcción ¿y la ciudadanía? ¿Y las y los destinatarios de dicho esfuerzo han participado en su construcción? ¿Y las experiencias de quienes llevamos años en campo escuchando a esas personas que ya se cansaron de dar un cheque en blanco a políticos que o no les cumplen o, de plano, pisotean las promesas de campaña?

Me retumban las respuestas de funcionarios electorales afirmando ¡hicimos foros ciudadanos y nadie fue! ¡Hicimos encuentros universitarios y estaban vacíos! ¡Invitamos a la sociedad civil organizada y solo critican pero no proponen! Llevo 12 años escuchando esas respuestas y viendo las mismas caras en los mismos foros y las cifras de participación siguen en picada.

Vamos por partes ¿han ido a los multicitados foros? Yo sí y sigo viendo ese viejo formato del experto o experta habla y, si nos quedan algo así como tres minutos, el público pregunta (la más de las veces son mini conferencias y no preguntas como tal) o bien sí el tiempo se agotó pues todas calladitas que sigue otra tanda de expertas nacionales e internacionales que durante 8 o 10 minutos nos contarán su experiencia de más de dos décadas de trabajo. Los foros universitarios van por el mismo camino, un grupo de universitarios que las más de las veces están ahí por puntos extras o dado que uno de sus profesores les iluminará, otra vez, con sus conocimientos solo que ahora desde un auditorio. ¿Eso construye ciudadanía? ¿Eso contribuye a una formación analítica de electores que llegarán el día de la jornada y abarrotarán las urnas? ¿Eso engrosará la lista de observadores electorales en campo vigilando el proceso electoral en su conjunto?

URGE una revolución cívica donde expertos y ciudadanía, autoridades electorales, partidos políticos y todas aquellas personas que les afecte directa o indirectamente la construcción de ciudadanía jueguen un rol protagónico, de intercambio efectivo y escucha activa. Donde se construya en un plano más entre iguales y menos entre el que habla y el que calla. URGE un proceso educativo innovador donde las y los primeros educados sean esas personas responsables de construir estrategias de trabajo con las y los ciudadanos ¡Revolución en educación social para la participación incluyente y efectiva!

[1] http://resultadospreliminares.ieez.org.mx/prep2016ExtraOrdinario/resultados.html

(*)Es Licenciada en Ciencias de la Cultura por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Fue Directora Regional de la Red de Jóvenes Desarrollando Iberoamérica. Fundadora y Directora Ejecutiva de Organización Fuerza Ciudadana, A.C. Desde 2005 ha sido activista por los derechos cívico-políticos de las juventudes en México e Iberoamérica. Coordinó el Observatorio Ciudadano de Políticas Públicas para la Juventud y los observatorios de Educación Cívica y Fomento al Voto Joven. Es asesora técnica de instancias gubernamentales federales y de organismos internacionales como la Organización Iberoamericana de Juventud.

Articulo tomado de Mexican Times