Share This

20130511-jovenes-politicas-publicas-uruguayEl director del INJU, Matías Rodríguez, informó que el proceso de construcción del Plan de Acción de Juventudes 2015 – 2025 comenzó a principios de abril con la convocatoria a organizaciones juveniles, ONG que trabajan con adolescentes y militantes jóvenes de los partidos políticos, para hablar sobre educación, trabajo, salud y vivienda, entre otros temas, con una apuesta hacia concretar definiciones de mediano plazo.

Desde el 17 de abril las distintas organizaciones que trabajan con jóvenes comenzaron a reunirse de manera periódica para discutir lineamientos estratégicos en materia de ciudadanía y participación, educación y educación para el trabajo, emancipación y salud integral y calidad de vida. Con estos primeros contactos, empezó el proceso de participación para definir el Plan de Acción de Juventudes 2015 – 2025, dijo Matías Rodríguez. En octubre culminará la ronda, con la instalación de una Conferencia Nacional de Juventudes, un ámbito inédito en la historia del país.

La convocatoria será amplia, con énfasis en las respuestas, agregó el director del INJU. La participación de grupos solidarios, organizaciones religiosas, sindicales, el movimiento estudiantil y organizaciones rurales fue calificada por Rodríguez como de gran interés para la conformación de los grupos de trabajo.
Rodríguez adelantó que los ministerios integrantes de la Comisión de Juventud del Gabinete Social también aportarán al debate. El Gabinete Social está integrado por el Ministerio de Desarrollo Social, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, el Ministerio de Economía y Finanzas, el Ministerio de Educación y Cultura, el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, el Ministerio de Salud Pública y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto.

Debates en el interior del país
El INJU destinará una buena parte del año a la generación de debates en el interior del país. Matías Rodríguez subrayó que recorrerá el país durante cuatro meses desarrollando jornadas amplias para “pensar las respuestas que tenemos que tomar como país para atender los derechos de los jóvenes en educación, empleo, vivienda, participación, salud, convivencia y resolución de conflictos”.

El compromiso del INJU, destacó su director, es sistematizar las distintas propuestas para el debate de octubre. “No queremos convertir las políticas públicas en respuestas ‘ravioleras’, una misma respuesta para todos los jóvenes, cuando en realidad tenemos distintas realidades territoriales y juveniles y, por eso, no podemos pensar en propuestas estandarizadas”, sintetizó.

“Había otro camino: hacemos un plan de juventud para el 2025 entre cuatro paredes, donde convocamos a algunos expertos y hacemos un documento. No, ese camino no quisimos recorrerlo, porque no creemos que ese camino recoja toda la diversidad que nosotros queremos atender”, concluyó.

Además informó que próximamente se habilitará en el portal INJU (www.inju.gub.uy) un espacio de consulta web sobre los temas de discusión. El Plan de Acción será publicado en marzo de 2014.

Educación, trabajo, vivienda, salud y participación
Para Matías Rodríguez, el ingreso y retención de adolescentes y jóvenes en los centros educativos para que culminen sus ciclos educativos de la mejor manera es una prioridad. Reconoció que Uruguay asumió el problema desde el punto de vista presupuestal y metodológico, con indicadores positivos (aumentaron las tasas de finalización en todos los ciclos educativos, por ejemplo), pero concluyó que “sin dudas hay que mejorar”.

Sobre el empleo, recordó que Uruguay mantiene cifras estructurales altas en desempleo juvenil, aunque haya bajado los niveles de ciudadanos sin trabajo en cifras históricas. “Tenemos como desafío seguir profundizando las respuestas, como con el proyecto de Ley de Empleo Juvenil”, que está en el Parlamento. También agregó a la informalidad como otro punto para debatir.

En cuanto a participación y ciudadanía, señaló que el país debe continuar con su proceso de ampliación de los espacios para los jóvenes, para que este conjunto de ciudadanos ocupen más y mejores espacios e incidan en la toma de decisiones en ámbitos educativos, políticos, sindicales, empresariales o comunitarios.