Share This

noticia-conversatorio-indigenaPor: Laurence Klein

Imagínate que en lugar de excluir, incluimos a los grupos marginados en la nueva Agenda Internacional de Desarrollo Post-2015. Ahora, imagínate construir la futura agenda de desarrollo sobre el enorme potencial que tienen los pueblos indígenas con sus conocimientos ancestrales y combina esta sabiduría con el espíritu innovador y emprendedor y la capacidad movilizadora y transformadora de la juventud indígena. ¿No escucharías estas voces?

Nosotros hemos decidido que sí las escuchamos y ponemos a su servicio la plataforma Juventud Con Voz, un espacio de diálogo participativo en el que las y los jóvenes indígenas pueden hacer visibles sus propuestas e ideas para incidir, de manera individual o colectiva, en la Agenda Post-2015 y contribuir eficazmente al fortalecimiento de sus organizaciones.

destacado-tituloHace 15 años, 189 Jefes de Estado se comprometieron a erradicar la pobreza extrema así como las múltiples privaciones que atentan contra el bienestar integral de las personas, con la adopción de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). A pesar del enorme progreso hacia lograr este ambicioso proyecto, la indignidad de la pobreza todavía viola a diario los derechos humanos de una gran cantidad de personas. Así, la inclusión y participación de las personas excluidas y marginadas en la formulación de los futuros Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) es un deber y una deuda de la comunidad internacional.

Los ODM no reflejaron las necesidades y preocupaciones específicas de los pueblos indígenas en materia de auto-determinación sobre sus territorios, recursos naturales, culturas, identidades y lenguas. A pocos meses del vencimiento del plazo acordado para lograr los ODM, los pueblos indígenas, tanto los mayores como los jóvenes, están aprovechando una oportunidad histórica para incidir en la futura Agenda de Desarrollo después del 2015.

Por eso, el PNUD, en el marco de la 14ª sesión del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas (20 de abril – 1 de mayo 2015) en Nueva York, reúne a líderes indígenas alrededor de una mesa de diálogo intergeneracional para intercambiar opiniones y propuestas en relación a las prioridades y la participación de las juventudes indígenas en la Agenda de Desarrollo Post-2015, destacando retos y generando estrategias para el fortalecimiento de la articulación de las juventudes indígenas en el proceso de consulta sobre una agenda de desarrollo cuyo proceso innovador se centra en la inclusión de todas y todos.

Los temas que los líderes indígenas mayores, como Álvaro Pop, María Eugenia Choque y Myrna Cunningham-Kain y María Teresa Zapeta van a tratar son: la participación de las juventudes indígenas en procesos electorales y su rol en la preservación y transmisión de conocimientos tradicionales, así como el liderazgo de la mujer indígena.

Jóvenes indígenas como Dalí Ángel, Antonia Benito, Jazmín Sánchez y Apolinaria Santana Oropeza, algunos de ellos miembros de Juventud Con Voz, se centrarán en los resultados del IV Foro de Jóvenes de las Américas,  la justicia y reparación de daños, la educación y la salud.

“No heredamos la tierra de nuestros ancestros, la tomamos prestada de nuestros hijos”, invoca un antiguo proverbio que resume la esencia del concepto de sostenibilidad que tiene como fin no poner en riesgo a las generaciones futuras. Los jóvenes indígenas están dispuestos a aprender de esta sabiduría milenaria para aplicarla a nuevas realidades que enfrentan en un mundo más y más globalizado. Ellos quieren escuchar y ser escuchados y por eso es fundamental que apoyemos en la creación de un proceso de diálogo intergeneracional para trabajar para, juntos, incidir en una agenda de desarrollo cuyo proceso innovador se centre en la inclusión de todos y todas.

La población indígena a nivel mundial se estima en 370 millones de personas (DESA). Según la CEPAL, “en América Latina (…) existen más de 800 pueblos indígenas, con una población cercana a los 45 millones, que se caracterizan por su amplia diversidad demográfica, social, territorial y política, desde pueblos en aislamiento voluntario hasta su presencia en grandes asentamientos urbanos”.