Share This

parlamentarios-americalatinaCon el objeto de contribuir a la participación juvenil en las agendas legislativas en los parlamentos de América Latina, Bogotá fue sede del segundo encuentro regional de jóvenes parlamentarios “La juventud incide y también decide: experiencias y desafíos en América Latina”, con la asistencia de delegados de 12 países.

En el evento se compartieron experiencias e iniciativas legislativas de las “bancadas” juveniles en los Congresos de América Latina, y se congregaron jóvenes líderes políticos, parlamentarios/as, representantes de diferentes tendencias políticas y género; pueblos indígenas y afrodescendientes, quienes debatieron y llegaron a consensos acerca la participación política juvenil en elecciones, partidos políticos y otros espacios clave para la toma de decisiones e instituciones nacionales de representación.

Durante la instalación del evento en el Congreso de La República, Néstor Humberto Martínez, ministro de la Presidencia, afirmó que encuentros como este “simbolizan lo que el gobierno colombiano idealiza para nuestro país: jóvenes que promueven un cambio institucional y son gestores del desarrollo social y la educación, por tal motivo invitamos a empoderar a los jóvenes en este proceso de pacificación del país y para que refrenden los acuerdos de paz que debemos lograr prontamente, pues son ellos la generación de la paz”.

Gerardo Noto, coordinador del Área de Gobernabilidad Democrática de la dirección de América Latina y el Caribe de PNUD, aclarando que el presente encuentro es la continuación del evento llevado a cabo en 2013 en Brasilia, expreso complacido como “hoy vemos que se ha ampliado el número de participantes en un encuentro que busca compartir las buenas prácticas y experiencias de diversos países en la participación política de los jóvenes, por eso hacemos un llamado a los parlamentos para que desarrollen instancias de participación para las juventudes”.

Por su parte Arnaud Peral, director de País del PNUD Colombia, quien reconoció a América Latina como un continente de nuevas oportunidades, resaltó cómo “los nuevos líderes del continente tienen un gran compromiso y una oportunidad histórica de lograr cambios profundos. Quienes hoy se encuentran entre los 15 y 29 años representan una fuerza única, y esta generación tiene que movilizarse para hacer los cambios estructurales que necesita la región, entre ellos superar la desigualdad social, lograr una mayor equidad y representatividad política, así como gobiernos más transparentes y eficientes, lograr un desarrollo humano sostenible y construir la paz para Colombia”.