Share This

que-proponen-los-jovenesDurante  los pasados  2 y 3 de diciembre, jóvenes parlamentarios  hombres y mujeres de  16 países se dieron cita en Bogotá en el encuentro  denominado “La juventud incide y también decide: experiencias y desafíos en América Latina”.

El objetivo principal fue el de  contribuir con insumos a  la participación juvenil en las agendas legislativas en los parlamentos de América Latina que denote una comunicación de doble vía: desde la sociedad la civil a los Congresos y desde los parlamentarios a la ciudadanía. En este orden de ideas, el encuentro sirvió para compartir experiencias e iniciativas legislativas de las “bancadas juveniles” en los Congresos de América Latina y El Caribe.

Participaron  jóvenes líderes políticos, parlamentarios/as destacados y de sociedad civil atendiendo a criterios de diversidad de tendencias políticas en los países, género y representación de pueblos indígenas y afrodescendientes, para el debate y definición de acuerdos sobre prioridades específicas orientadas a acercar, incrementar y mejorar la participación política en espacios y mecanismos formales, esto es, la participación juvenil en elecciones, partidos políticos, espacios clave para la toma de decisiones e instituciones nacionales de representación.

¿Pero  cuáles son las propuestas  a  las que concluyeron los jóvenes parlamentarios?.
Fueron tres las temáticas abordadadas; participación política,  educación y construcción de paz y postconflicto.
Además de ratificar la declaración de Brasilia, en el primer encuentro de  jóvenes parlamentarios realizado en el 2013,  se comprometieron a juntar esfuerzos en la promoción de una agenda legislativa en favor de las juventudes de la región, y también de propender por efectiva participación de los jóvenes en los partidos y movimientos políticos, incorporando medidas afirmativas que atiendan la equidad de género.  

Loa legisladores y legisladoras de América Latina y El Caribe, manifestaron su apoyo al proceso de paz que se adelanta en La Habana- Cuba entre el gobierno de Colombia y la guerrilla de las Farc-EP, entendiendo  la importancia de  que  se consolide la paz en el continente, teniendo en cuenta que es el único  conflicto armado que queda en el continente.

A continuación presentamos algunos apartes de la declaración:
Nos reunimos jóvenes parlamentaris de 16 países, entre ellos: Bolivia, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Paraguay, República Dominicana, Saint Kitts y Nevis y Uruguay, y jóvenes de la sociedad civil y partidos políticos, con el fin de conocer el panorama de la juventud en la región e incentivar espacios, leyes y políticas en tres temáticas.

Compartiendo el diagnóstico de cada uno de nuestros países y la región, acordamos los siguientes puntos:

Construcción de paz

Apoyamos el proceso de diálogo que impulsa el Gobierno colombiano con la guerrilla en La Habana y respaldamos todos los esfuerzos de construcción de paz.

1.    Apoyamos el proceso de diálogo que impulsa el Gobierno colombiano con la guerrilla en La Habana y respaldamos todos los esfuerzos de construcción de paz.
2.    Hacemos un llamado enfático a los gobiernos de la región para desarrollar estrategias y políticas que permitan sacar a los jóvenes de las dinámicas de violencia, criminalidad, ilegalidad y cualquier otro acto que atente contra su vida, dignidad y derechos.
3.    Generar oportunidades reales para el desarrollo del capital humano y social de nuestros jóvenes como camino para la consolidación de paz y el desarrollo.   
4.    Brindar garantías a los movimientos sociales para su participación significativa en los escenarios políticos como mecanismo para la construcción de paz.
5.    Reconocemos a los jóvenes como agentes de desarrollo y paz, resaltando la importancia de la participación significativa de las y los jóvenes en los procesos de toma decisiones que configuran la visión de desarrollo de nuestros países.
6.    Velar por la creación de redes de jóvenes constructores de paz para ayudar en los procesos de convivencia pacífica en las comunidades como parte de una agenda más amplia en materia de seguridad ciudadana.
Educación

Educación
1.    Afianzar la integración Latinoamericana en términos de educación y flexibilizar las fronteras para que nuestros pueblos puedan compartir experiencias de educación.
2.    Impulsar en nuestros países la creación y/o fortalecimiento de comisiones mixtas convocadas el parlamento, en las que participen los representantes de estudiantes, educadores, servidores públicos de los ministerios de educación y demás actores del sector educativo, como instancia de construcción de propuestas para el mejoramiento de la calidad de la educación.  
3.    Promover políticas educativas de acuerdo a las particularidades de cada región, que reduzca la desigualdad en el acceso y sea respetuosa de las diversas expresiones culturales.
4.    Trabajar por la construcción de espacios formales para que los jóvenes participen en la elaboración de currículos, programas de estudio, políticas de educación y procesos de evaluación educativos.
5.    Propender por una inversión en educación que ascienda mínimo al 7% del Producto Interno Bruto en nuestros países.    
6.    Promover una educación de calidad basada en al menos cuatro pilares: saber, conocer, aprender vivir juntos y aprender a ser.
7.    Generar iniciativas que permitan el uso de las nuevas tecnologías de la comunicación, y afiancen la libertad de expresión y democratización del acceso a las nuevas tecnologías.
8.    Garantizar la inclusión en los currículos educativos de contenidos en Derechos Humanos, participación y educación cívica desde la educación primaria.

Participación política
1.    Consolidar las Comisiones de Juventud en los Parlamentos.
2.    Incentivar las medidas afirmativas en favor de la participación política de las mujeres jóvenes y también de las minorías.
3.    Promover políticas y regulaciones sobre la financiación de las campañas electorales.  
4.    Crear un entorno propicio para la participación de los jóvenes que permita la consulta y la implementación de políticas integrales e incluyentes para la juventud en los países de la región.  
5.    Promover la formación de los jóvenes en la auditoría social en sus comunidades,  seguimiento a las iniciativas de gobierno, rendición de cuentas y colaboración comunitaria.
6.    Fortalecer las capacidades de los movimientos y organizaciones juveniles en la región.  
7.    Afianzar los procesos de sistematización y documentación de los roles y casos exitosos que han desempeñado los jóvenes en el desarrollo de la región.
8.    Fortalecer las redes de jóvenes líderes en los partidos y movimientos políticos y crear capacidades para jóvenes parlamentarios en su desempeño legislativo.

Nuestro compromiso es el de incentivar, fortalecer y crear estos marcos que fueron discutidos en el II Encuentro de Jóvenes Parlamentarios, en la ciudad de Bogotá (Colombia), contando con el apoyo de las organizaciones y jóvenes líderes sociales y de partidos políticos que han sido parte del proceso hacia una agenda regional de desarrollo y participación juvenil (el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo– PNUD, la Dirección de Colombia Joven, agencias hermanas del sistema de Naciones Unidas, Direcciones de Juventud nacional así como líderes sociales y organizaciones juveniles ampliamente involucradas).