Share This

Por  PNUD Colombia
 
(Bogotá, Enero 27 de 2017). Con la selección de un nuevo grupo de 300 universitarios colombianos como pasantes en antiguas zonas de conflicto, Manos a la Paz cumple un año de aportarle a una intervención territorial que fortalece capacidades de construcción de paz desde las regiones.

La experiencia inicia el próximo lunes 30 y martes 31 de enero en el Hotel Radisson AR de Bogotá, donde los jóvenes que integran la tercera convocatoria del programa, participarán en el Encuentro Nacional, antes de salir a los 122 municipios de 19 departamentos asignados para sus prácticas profesionales.

Los universitarios recibirán un saludo de bienvenida de Rafael Pardo, Alto Consejero para el Posconflicto, Martín Santiago, Coordinador del SNU, la Embajadora de la Unión Europea, Ana Paula Zacarías y representantes del  Fondo Multidonante de las Naciones Unidas  para el Posconflicto (MPTF), el   Viceministro de Educación, Pablo  jaramillo  y el delegado de la Agencia de Renovación Territorial.
“Rol de los jóvenes en la construcción de paz”

Antes de viajar al terreno, los 300 jóvenes seleccionados conocerán el contexto de los Acuerdos y el rol de los pasantes, por parte de Blanca Cardona, Coordinadora Gobernabilidad Democrática PNUD. El conversatorio sobre el acuerdo de paz será dirigido por la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.

En su tercera temporada, la iniciativa cuenta con la participación de más de 50 universidades públicas y privadas, permitiendo consolidar el rol de las comunidades universitarias en la construcción de paz y desarrollo sostenible en los territorios.

“Es fundamental encontrar caminos que les permitan a los estudiantes, profesionales, líderes y voluntarios, sumarse a procesos estratégicos en territorios históricamente afectados por el conflicto armado, pensando inclusive en las tareas que debemos asumir como país en la implementación de los acuerdos de paz”, indicó Blanca Cardona, Coordinadora de Gobernabilidad Democrática del PNUD en Colombia.

Manos a la Paz reafirma el interés de seguir construyendo alianzas, si de construir capacidades locales para la paz se trata. Se apuntan a seguir consolidando esfuerzos con los gobiernos y comunidades locales, construyendo puentes entre la universidad, las entidades y las organizaciones en las regiones.
Más allá de los lazos regionales, el programa cuenta con el apoyo de la Unión Europea que enmarca sus objetivos en una adecuada visibilidad de las líneas de trabajo, ya que aportan de manera directa al logro de la meta trazada de la mano con jóvenes mejor preparados y con una vigorosa vocación social,
Otro de los nuevos aliados de Manos a la Paz es el programa “Servicio País” liderado por la Fundación Superación de la Pobreza en Chile y que ha permitido intercambiar saberes, fortalecer aprendizajes y aprovechar buenas prácticas en el campo de un voluntariado que opta por construir país.

Un año, creciendo y construyendo…
 
En el 2017, Manos a la Paz cumple un año de lecciones aprendidas, de crecimiento y de desafíos que ha asumido con firmeza en el escenario político del país y de la mano con la cooperación internacional.
En sus tres convocatorias, 14.404 jóvenes postulados, 600 seleccionados, 80 perfiles profesionales, 122 municipios intervenidos en 19 departamentos, confirman hoy el interés y compromiso de una nueva generación que se niega a ser mera espectadora, y que opta por dar una mano a proyectos donde los territorios se convierten en aulas de formación para gestar y construir un país en paz.

Guardar

Guardar

Guardar